Presentan alegaciones a cinco centrales eólicas proyectadas en Tudela, Corella, Fontellas y Ablitas

Recuerdan que ya en el año 1999 el Gobierno de Navarra suspendió la instalación de nuevas centrales eólicas por estar los montes de Navarra saturados de este tipo de instalaciones 

La organización ecologista Gurelur ha presentado alegaciones a los proyectos de 5 nuevas centrales eólicas promovidas por Enerfín en los términos municipales de Tudela, Corella, Fontellas y Ablitas, así como a sus líneas eléctricas de evacuación, tras la publicación de sus expedientes el pasado mes de julio, de forma simultánea e independiente, dando inicio al procedimiento de tramitación de evaluación de impacto ambiental.

«Todo ello, a pesar del escaso tiempo permitido para el estudio y revisión del gran volumen de documentación que requiere 5 proyectos a exposición pública», han recordado desde la organización ecologista. 

Aseguran que «las dos centrales eólicas proyectadas en Tudela, denominadas “Corral del Molino I” y “Corral del Molino II”, junto con la existente de “Montes de Cierzo”, perteneciente al mismo promotor y segunda central con más muertes de aves en Navarra, formarían una barrera de unos 14 km de longitud con gran afección al desplazamiento de aves y murciélagos, agravando la insostenible situación actual».

Apuntan al respecto que «especies con problemas de conservación que se verían afectadas son el Cernícalo primilla, Aguilucho cenizo y Milano real, así como especies que sufren numerosas bajas en la Ribera por muerte no natural debidas a colisión y/o electrocución con aerogeneradores y tendidos eléctricos como el Águila real, el Milano negro y el Buitre leonado».  

En Corella, añaden «se han proyectado la central eólica de “El Montecillo”, muy próxima a dos áreas de importancia para la conservación de aves esteparias de Navarra y La Rioja, y la central eólica de “La Senda”, junto al río Alhama, con uno de sus aerogeneradores a menos de 250 metros de éste» y consideran que «las especies que se verían afectadas de forma importante por la autorización de estas centrales serían las rapaces que nidifican en el soto como el Águila calzada o el Milano negro; la Cigüeña blanca al ser un área de paso entre colonias, y el Águila perdicera, por formar parte de una zona de dispersión juvenil».

Junto a ello, «la central eólica de “Volandín”, proyectada en Fontellas y Ablitas, se pretende instalar entre tres áreas de importancia para la conservación de las aves esteparias de nuestra Comunidad Foral, afectando a especies en regresión como el Sisón común, la Ganga ibérica o la Ganga ortega. Varias especies de rapaces se verían también afectadas, destacando entre ellas al Alimoche, especie con importantes problemas de conservación en el Valle del Ebro», han dicho.

Por todo ello, consideran que «la documentación presentada para analizar y valorar los impactos generados por las cinco instalaciones proyectadas y los 33 kilómetros de línea de evacuación, no se ajusta a los contenidos mínimos requeridos, tanto por el Gobierno de Navarra, como por la normativa que regula la evaluación ambiental, infravalorando la riqueza ambiental existente y las afecciones a la misma». «Además, 4 de las 5 centrales eólicas no cumplen con lo recogido en el Plan Energético de Navarra Horizonte 2030», insisten.

Finalizan recordando que «el desarrollo de la energía eólica en Navarra se tiene que hacer respetando la normativa que regula su implantación, cosa que no se está haciendo, y sobre todo haciendo caso de los distintos informes que desaconsejan la construcción de nuevas centrales eólicas, por estar el territorio saturado de este tipo de instalaciones y por ser totalmente insostenible la mortandad de especies protegidas que se está produciendo en las centrales en funcionamiento».

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.