La consejera Elizalde visita el Centro de ensayos de producción ecológica de INTIA en Sartaguda

La consejera en funciones de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, Isabel Elizalde, ha visitado el Centro de ensayos de producción ecológica que la sociedad pública Instituto Navarro de Tecnologías e Infraestructuras Agroalimentarias (INTIA) tiene en su finca experimental de Sartaguda, en la que el Departamento ha realizado importantes inversiones para mejorar sus instalaciones. Por ejemplo, en 2018 se invirtieron 305.000 € en mejoras del edificio principal, invernaderos y elementos de riego para mejorar sus instalaciones.

La finca se ha especializado en la producción ecológica con el objetivo principal de potenciar el conocimiento alrededor de este tipo de cultivo, al que se dedica una superficie agrícola cada vez mayor ante la creciente demanda de la industria y los consumidores, lo que ha genera un aumento de la necesidad de asesoramiento y experimentación por parte del sector primario que se trata de atender a través de los ensayos que se llevan a cabo en Sartaguda.

La consejera, que ha estado acompañada por el director general de Desarrollo Rural, Ignacio Gil, por el gerente de INTIA Juan Manuel Intxaurrandieta y por el técnico de INTIA Salomón Sádaba, ha sido informada sobre la experimentación en materia agroalimentaria que se lleva a cabo en fincas propias de la empresa, como es el caso de la finca experimental de Sartaguda, para la adquisición de conocimiento y experiencia, y lo que es más importante, para la posterior transferencia al sector de toda esta información. El año pasado, INTIA decidió acometer un proceso de reforma y acondicionamiento de la finca para dedicarla a la experimentación en ecológico, un sistema de producción que está en constante expansión.

Los dos objetivos fundamentales en los que se basa el trabajo que se está desarrollando en la finca de Sartaguda son los de mejorar la fertilidad de la tierra, utilizando la rotación de cultivos, el uso de abonos verdes, aporte de fuentes de materia orgánica, uso adecuado de aperos para no degradar el suelo, incorporación de los restos de las cosechas anteriores o compostado de los mismos previa utilización; y mejorar la biodiversidad natural y cultivada, temporal y espacial, manteniendo y/o mejorando los márgenes de cultivo, empleo de bandas floridas y setos, cubiertas vegetales en cultivos perennes o estableciendo rotaciones de cultivos con diversidad de especies y variedades.

Además, se desarrollan otros más específicos en ensayos de experimentación concretos, con el fin de aportar conocimiento en la temática más demandada por el sector agrario ecológico como es: especies hortícolas (lechuga, bróculi, lenteja, garbanzo, alubia pocha, patata); variedades de trigo (Triticum aestivum, Triticum turgidum); variedades de espeltas y escaña (Triticum spelta, Triticum dicoccum, Triticum monococcum); diferentes asociaciones de cultivos extensivos; diversas especies y variedades de cultivos de verano interesantes para las rotaciones y de interés comercial (garbanzo, lenteja, quinoa, mijo y trigo sarraceno); recuperación de variedades antiguas de algunos cultivos hortícolas, distintas fuentes de fertilización en trigo con calidad panificable; ensayo demostrativo de garbanzo y lenteja para control mecánico de hierbas adventicias; y frutales (almendro, melocotonero, cerezo, nogal, avellano, pistacho, albaricoquero, ciruelo, peral y endrinos).

Coincidiendo con su inscripción en producción ecológica, se han acometido además una serie de reformas y adecuación de la finca que han incluido la rehabilitación del edificio principal adecuando las oficinas y el laboratorio; la modernización del sistema de riego de la finca con un sistema de programación y telecontrol que permite informes en tiempo real del estado del sistema de riego incluyendo envío de informes a móvil, y optimización y eficiencia de recursos reduciendo los costes de energía; la mejora de las estructuras de los invernaderos sustituyéndolas por una instalación multicapilla que permita mecanizar el control climático y facilitar las operaciones de laboreo dentro del invernadero; y la dotación de un semillero para producir planta ecológica. El conjunto de las inversiones ascendieron a 304.945,32 euros.

La Finca Experimental está situada en el regadío tradicional de Sartaguda, en el término de El Ramillo, y tiene una extensión de 203.784 m2. La práctica totalidad de los ensayos ya están en marcha y también están finalizadas las obras de adecuación y modernización.

Inversiones en fincas experimentales

Entre 2018 y 2019 se van a llevar a cabo trabajos en otras fincas experimentales de INTIA; así en la de Orreaga / Roncesvalles, se sustituirán las cubiertas de dos naves ganaderas, junto a mejoras diversas por un importe de 156.237,58 euros

Asimismo, en 2019 está previsto ejecutar las obras del proyecto de sustitución de cubierta en dos naves y mejoras en finca experimental de Sabaiza, por importe de 143.475,00 euros (IVA incluido). ​​​​​​​



Publicidad

Comenta

Deja un comentario

Tu mail no será publicado


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.