El coro ‘Aula de música’ se proclama ganador del II Concurso de música medieval y renacentista ‘Arnotegui’ en Obanos

El jurado otorgó el segundo galardón a la coral Oberena y el tercero a San Miguel de Orkoien, mientras que el premio del público recayó también en “Aula de Música”

La segunda edición del Concurso Coral de Música Medieval y Renacentista “Arnotegui” volvió a registrar el pasado sábado 27 de abril una calurosa respuesta del público, que llenó por completo el interior del templo parroquial San Juan Bautista de Obanos.

El fallo del Jurado declaró ganador del concurso, por unanimidad de sus miembros, al grupo coral Aula de Música, que recibió el primer premio dotado de 1.200 euros en metálico y de una pequeña reproducción escultórica de la imagen de Nuestra Señora de Arnotegui, patrona de la Hermandad de Ermitaños de Arnotegui, organizadora del certamen. La obra pertenece a la artista navarra Mª Carmen de Miguel.

El segundo galardón, premiado con 700 euros, recayó en la Coral Oberena, y el tercero (400 euros) fue para la Coral San Miguel de Orkoien.

Por su parte, el premio del público (200 euros) fue también concedido al grupo Aula de Música, al sumar una amplia mayoría de votos de entre los asistentes. En su condición de primer galardonado, este coro cantará una misa y un pequeño concierto, de entre 25 y 30 minutos de duración, en la Ermita de Nuestra Señora de Arnotegui, en Obanos, el domingo 22 de septiembre de 2019, coincidiendo con la celebración de la tradicional romería. 

El Jurado de este año lo integraron D. Aurelio Sagaseta, Dª Charo Hermoso de Mendoza y D. Imanol Erkizia, personas todas ellas con un currículum extraordinario y sobradamente conocidas en el mundo coral.

Este Jurado designado por la organización valoró especialmente el aspecto técnico-vocal y la dificultad de las piezas elegidas por los grupos concursantes, así como la puesta en escena y el respeto a la formulación musical.

Durante más de una hora y media de interpretación, los tres grupos interpretaron la obra obligatoria establecida por la organización, “Hoy comamos y bebamos”, del Cancionero de Palacio del maestro Juan dell’Enzina, así como un repertorio propio compuesto del resto de piezas elegidas libremente por cada Coral. 

Como se establece en las bases del concurso, el orden de actuación se estableció mediante sorteo y la duración conjunta de todas las obras tuvo marcada una duración máxima de 20 minutos.

El concurso finalizó con la interpretación conjunta de la canción obligatoria “Hoy comamos y bebamos”.

Todo el programa se interpretó “a cappella” y sin emplear ningún otro tipo de instrumento y/o acompañamiento sonoro, excepto la voz. Así mismo, las piezas interpretadas estaban catalogadas como música medieval y renacentista (s. XVI incluido) y aprobadas por la Organización. Al menos dos de las obras del programa libre correspondieron obligatoriamente al periodo medieval, considerando la Organización que dicho periodo hasta 1499.

El director del concurso, Javier del Cura, destacó la riqueza interpretativa y alto nivel musical ofrecido por los grupos corales participantes.

Por su parte, Juan Manuel Rubio, Presidente de la Hermandad de Ermitaños de Arnotegui, entidad organizadora, agradeció muy especialmente la respuesta del público que llenó el templo parroquial de Obanos. “Este nuevo éxito de público demuestra que la música medieval y renacentista continúa siendo una necesidad cultural y que su oferta se ve correspondida por la sociedad navarra”, declaró.

Juan Manuel Rubio señaló también que esta segunda edición supone un paso importante para la plena consolidación del concurso y anunció que Ermitaños de Arnotegui tiene previsto darle carácter estatal para abrirlo a la participación de grupos corales de otras comunidades autónomas para la próxima edición de 2020

Publicidad

Comenta

Deja un comentario

Tu mail no será publicado


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.